Trace Aspoise 2018: de nuevo con el dorsal puesto

Texto de: Haritz Pascual

-¿Esta temporada correrás alguna carrera no?

La pregunta o indirecta con medio orden explícita me la suelta la deportista de la casa mientras me como la sexta galleta de chocolate de esas de “un poco de dulce para después de cenar”.

-He pensado en la Trace Aspoise

La improvisada respuesta busca un objetivo lejano, de los de fin de temporada…patapúm palante que dicen los futboleros y luego ya se verá. Y como el que derrocha con la visa sin acordarse de que luego llegan las facturas me relajo durante meses, viendo que la cita de marzo todavía tiene varias hojas del calendario por encima. Un poco de trote con la chavalería de Irrintzi, algún cross, muy poco de gimnasio y escasas horas de esquí empiezan a llenar mi cuenta atrás hacia la carrera de Somport.

Y de repente la cita aparece a la vuelta de la esquina y vuelvo a sentirme como en la ikastola o la uni tratando de hacerlo todo a última hora y que no se note. Un poco de entrenamiento, cuido la alimentación y me olvido de los pinchos de media mañana, en Benasque me pego el ya clásico atracón del estudiante de última hora y hago 20km esquiando para ver que tal me siento, como si con eso fuera a aprobar sin problemas. Resultado: dolor de músculos durante varios días a poco ya de la carrera, que en aquel momento de aprieto galleta en mano, me comprometí a correr.

Y llega el día de la carrera. Y en Somport llueve, ahora nieva, vuelve a llover. Y mirando por la ventanilla pienso en lo guapo que estoy callado y que mejor sería haber seguido comiendo esa galleta sin decir nada y el ya clásico, “a quién se lo ocurre apuntarse a estas cosas si mañana tengo que ir a trabajar”. Pero la vorágine de la pre-carrera no da tiempo de divagar más y menos de dar un paso atrás. Recoger dorsales, darles una última pasadica a los skis, charlar con los chavales del equipo y de repente me veo en mitad de la lluvia tratando de calentar o de engañar al cuerpo diciéndole que tampoco va a ser para tanto. Última charla para el equipo: con calma chavales que esto va a ser largo y duro. Y nos vamos para la salida.

IMG_3903
Vamos a ir tan rápidos toda la carrera?!?

En primera línea de salida me siento cual mozo en SantoDomingo un 7 de julio viendo que por detrás va a ser la miurada de cadetes y Juniors que solo hacen 10km. Estos nos pasan por encima. Pistoletazo de salida y vamos para allá. En los primeros metros ya me sobra todo y me remango como hacen las buenas, le escucho a Edu decir “¿pero vamos a ir tan rápido toda la carrera?” y pienso que tiene razón… a donde vamos tras Baptiste Cazaux y Dani Martinez? Nos empiezan a pasar a lo loco los Juniors, que como buenos adolescentes ni se fijan en que lo hacen por encima de nuestros esquís. La sangre la tienen mal repartida a esa edad y está toda en….tratar de respirar en carrera. Pasa Landertinger y también Karratu. Bueno Karratu se queda cerca y se cae, y…¿esos son los esquís de Karratu? Se ha caído en subida. Me descuelgo de Edu y la de Burlada y por detrás me coge Jone y un poco más tarde una pareja de alaveses que llevan un ritmo tractor imposible de seguir cuesta arriba. Pero pronto llega la bajada. Y menuda bajada. Cynthia se ha currado los esquís, para ver si no me moría demasiado en carrera. Y los esquís vuelan. Dejo atrás a la dantzari de Eibar y paso a los patateros a toda velocidad. Aprieto los dientes en la segunda vuelta para que los que vienen por detrás lo hagan lo más tarde posible. Vuelven a alcanzarme en las rampas de subida y sé que tengo que aguantarles. Se acaba la pista roja, llegamos a la azul, un arreón y no me sueltan y ya estamos arriba. De nuevo la bajada. Allá que voy. Les paso nada más empezar a bajar y en mi cabeza escucho a Luis Jiménez de Eurosport gritando “menudo hachazo les acaba de dar a sus rivales!”…si vale, ha sonado flipado…pero que leches, sigamos. Últimos kilómetros disfrutando a tope, se escuchan ánimos de los que se agaradecen “aupa Pitxin!”, los esquís vuelan. Entro a meta y me esperan Edu y Karratu…que majos estos cracks. Yo contento, me lo he pasado teta. Igual el año que viene hay que repetir y nos volvemos a meter en una embarcada de estas…o peor.

En la caseta de Somport ya esperan los txikillos de la escuela de Irrintzi. Me recibe Peio.

-Zenbatgarren geratu zara?

-Zortzigarren

-Joe ze ongi! Zorionak!

Joe que majos son estos chavales…así da gusto. Ropa seca, vuelta al calor, galleta de chocolate y siesta.

IMG_4013

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s